top of page
  • Comunicaciones Cebib

Enzimas criofílicas: la nueva apuesta para la industria acuícola se adjudica fondo Crea y Valida

Mejorar la biodisponibilidad y absorción de nutrientes en el proceso de alimentación de los salmones y generar una disminución de la eutroficación de los fondos marinos son los desafíos propuestos por el proyecto ganador del concurso nacional en Innovación y Desarrollo de CORFO, financiado por el Ministerio de Ciencias.


Enzimas criofílicas: la nueva apuesta para la industria acuícola se adjudica fondo Crea y Valida
Enzimas criofílicas: la nueva apuesta para la industria acuícola

El trabajo presentado por la empresa experta en nutrición animal NovaPro Spa, en colaboración con el Centro de Biotecnología y Bioingeniería (CeBiB), se adjudicó más de 100 millones de pesos en la reciente convocatoria del Crea y Valida I+D+i Colaborativo de CORFO. El proyecto adjudicado tiene como objetivo desarrollar un mix de enzimas aisladas de ecosistemas nativos de Chile con actividad a baja temperatura, para incluirlas como aditivo en la alimentación de salmones y potenciar la biodisponibilidad de nutrientes.


El concurso de innovación Crea y Valida I+D+i que ejecuta CORFO y que se financia a través del Ministerio de Ciencia que coordina la promoción de la innovación de base científico tecnológica, tiene como objetivo “apoyar el desarrollo de nuevos o mejorados productos, procesos y/o servicios de base tecnológica, a partir de prototipos, hasta su validación técnica a escala industrial y comercial que soluciones problemas y/o desafíos del sector productivo o aborden una oportunidad de mercado, a Investigación y Desarrollo (I+D+i)”, es de alcance nacional y permite la vinculación de las empresas con centros de investigación especialistas en las áreas del conocimiento compatibles con los desafíos propuestos.


En el sector acuícola la mayoría de las especies que se cultivan son carnívoras lo que significa que requieren de un alto aporte proteico para conseguir un crecimiento adecuado, es por esto que la alimentación representa más del 50% del costo de producción. Por otra parte, debido a regulaciones sanitarias, ambientales y por su alto costo, el alimento ha dejado de estar basado en proteínas de origen animal (como la harina de pescado), hoy la dieta está compuesta en un 70% de proteínas de origen vegetal. Sin embargo, estas nuevas proteínas no son fáciles de metabolizar por el pez, generando una absorción incompleta de los nutrientes e impactando negativamente en su crecimiento y en el ambiente acuático.


En el caso de la alimentación de animales terrestres la incorporación de enzimas en el alimento con la finalidad de aumentar la biodisponibilidad de nutrientes es algo que existe y se realiza. Sin embargo, la mayoría de las enzimas comerciales tiene la característica de trabajar a temperaturas mayores a las presentes en el estómago de los peces, lo que imposibilita su aplicación. El Centro de Biotecnología y Bioingeniería (CeBiB) dispone de un set de enzimas criofílicas (que funcionan a baja temperatura), lo que impulsó esta colaboración científica que busca obtener un mix enzimático para salmones que permita potenciar su proceso de alimentación, mejorando la conversión de los alimentos.


René Pinochet, gerente general y fundador de NovaPro, explicó los beneficios de la tecnología aplicada “en estricto rigor, esas enzimas van a actuar haciendo una parte del alimento disponible que no está siendo disponible y eso va a generar una eficiencia en el uso del alimento, un impacto productivo y también medioambiental”. A su vez, en estimaciones preliminares, la empresa de nutrición animal ha calculado un impacto de 35 millones de dólares en alimentación por año.


Desde la industria se ha mostrado un gran interés por esta aplicación tecnológica “hay empresas incluso transnacionales que están interesadas en este desarrollo, que están viendo con muy buenos ojos este tipo de tecnologías. Hay interés porque hoy no hay enzimas que se estén utilizando en salmones, la verdad es que hay muchas cosas por hacer”, enfatizó Pinochet.


NovaPro planifica que en alrededor de 18 meses podrían contar con una enzima definida, validada y testeada, lo que les permitirá comenzar el desarrollo inicial del producto y luego generar escalamiento de la tecnología. Proyectan producir el mix de enzimas de manera masiva y utilizarlo de manera extensiva no sólo en Chile, sino que en otros países.


René Pinochet destacó la importancia de desarrollar un proyecto en conjunto con la academia y el alto nivel del Centro de Biotecnología y Bioingeniería “ha sido súper buena experiencia trabajar con CeBiB porque tienen muchas cosas super interesante para distintas industrias. Me sorprendió el nivel de desarrollo de sus productos, de sus alumnos, de sus investigadores, el nivel de contactos que tienen y la calidad profesional que está involucrada”, señaló.

145 views0 comments
bottom of page